DISPONIBLE UNA SEMANA DESPUES DE LA COMPRA

Un libro que desgrana el misterio de esta acción esencial de nuestra existencia desde un punto de vista filosófico, social, corporal y emocional, y propone alcanzar la respiración liberadora, aquella que exprese la auténtica espiritualidad de nuestro cuerpo.

El movimiento de la respiración es una matriz vital, un poder invisible, la síntesis perfecta de nuestra relación con nosotros mismos, con el otro, con la otra, con el universo. Es la evidencia menos recordada y más contundente de la fuente que nos da la vida. Sin embargo, aunque todos respiramos, la mayoría lo hace de una manera limitada y pobre. Esto sucede porque en general respiramos con un 30 % de nuestras capacidades, lo que indica que solo lo hacemos para sobrevivir, es decir, desde una respiración de subsistencia. 
Realizamos unos siete millones de respiraciones al año, y aunque la mayor parte del tiempo sea un acto mecánico e inconsciente, podemos controlarlo para impulsar nuestro crecimiento personal y social e influir en nuestros estados emocionales. Por eso RESPIRAR explora las diferentes corrientes de aire que circulan alrededor o dentro de ti y te inspira para adoptar un modo personal de inhalar y exhalar tu vida brindándote herramientas para liberar impurezas, malestares del alma y sombras sumergidas en las profundidades del cuerpo. Se trata de ampliar nuestra capacidad respiratoria, de dar el primer paso para respirar expansivamente.

RESPIRAR. Alejandra Brener. Pág.: 192. Editorial: Galerna.

$2.900,00
RESPIRAR. Alejandra Brener. Pág.: 192. Editorial: Galerna. $2.900,00

DISPONIBLE UNA SEMANA DESPUES DE LA COMPRA

Un libro que desgrana el misterio de esta acción esencial de nuestra existencia desde un punto de vista filosófico, social, corporal y emocional, y propone alcanzar la respiración liberadora, aquella que exprese la auténtica espiritualidad de nuestro cuerpo.

El movimiento de la respiración es una matriz vital, un poder invisible, la síntesis perfecta de nuestra relación con nosotros mismos, con el otro, con la otra, con el universo. Es la evidencia menos recordada y más contundente de la fuente que nos da la vida. Sin embargo, aunque todos respiramos, la mayoría lo hace de una manera limitada y pobre. Esto sucede porque en general respiramos con un 30 % de nuestras capacidades, lo que indica que solo lo hacemos para sobrevivir, es decir, desde una respiración de subsistencia. 
Realizamos unos siete millones de respiraciones al año, y aunque la mayor parte del tiempo sea un acto mecánico e inconsciente, podemos controlarlo para impulsar nuestro crecimiento personal y social e influir en nuestros estados emocionales. Por eso RESPIRAR explora las diferentes corrientes de aire que circulan alrededor o dentro de ti y te inspira para adoptar un modo personal de inhalar y exhalar tu vida brindándote herramientas para liberar impurezas, malestares del alma y sombras sumergidas en las profundidades del cuerpo. Se trata de ampliar nuestra capacidad respiratoria, de dar el primer paso para respirar expansivamente.